La Municipalidad de Santa Rosa inició en los últimos días una nueva ofensiva para tratar de terminar con los minibasurales que se crean en varios puntos de la capital pampeana. En consonancia con ese objetivo, un proyecto propone el secuestro de vehículos a quienes arrojen basura en un lugar que no sea el indicado por el municipio.

Un proyecto de ordenanza municipal que entró ayer en comisión propone elevar las multas por arrojar basura hasta los 1.300 pesos y también habilita al secuestro del vehículo. La iniciativa que propone elevar las multas a toda persona que arroje basura, desperdicios, desechos o escombros en la vía publica, baldíos o fincas, entró ayer en comisión, durante la sesión del Concejo Deliberante de Santa Rosa.

El proyecto, que fue presentado por el concejal Miguel Bravo, prevé multas desde 100 hasta 1.300 pesos y además el secuestro del vehículo.  Además, se recordó que el municipio ha habilitado puntos verdes y otros espacios donde se podrá arrojar basura, como es el Relleno Sanitario.

Con respecto a su iniciativa, Bravo manifestó que “el proyecto tiene como objetivo prevenir problemas de salud en la población, y fomentar en los ciudadanos una práctica más responsable en el manejo de los residuos, porque los problemas ambientales y de contaminación producidos por la basura son potenciales enfermedades a las que nos exponemos los ciudadanos, y que pueden ser prevenibles con solo depositar los residuos o desechos donde y como corresponde”.