Un proyecto que propone que haya dispensadores de protector solar de acceso gratuito en las plazas, parques y estaciones saludables de la Ciudad de Buenos Aires, para prevenir el cáncer de piel, será tratado por los legisladores porteños.

Se trata de una iniciativa del legislador Roy Cortina, quien pide al gobierno de la ciudad la “colocación y mantenimiento” de los dispensadores en los espacios verdes y sostiene que “el factor del protector solar distribuido debe ser 30”.

La autoridad de aplicación de la medida también deberá organizar campañas de difusión sobre la prevención del cáncer de piel y los riesgos de la exposición al sol sin una protección adecuada, “con especial énfasis en la existencia de los dispensadores”.

La prevención, que es una herramienta fundamental de las políticas de salud pública, cobra una especial relevancia respecto del cáncer de piel, en la medida en que se estima que nueve de cada diez casos están vinculados a una exposición solar repetida”, indica el legislador en su propuesta.