La muerte de animales por atropellamiento es una constante en las noticias de la provincia de Misiones. En busca de una solución para este problema, el diputado Isaac Lenguaza, elevó a la Cámara de Representantes una propuesta con la que impulsa la instalación de puestos de control en áreas protegidas, para poder regular así la velocidad de los vehículos en la zona. Se trata de “una solución efectiva y al alcance de la provincia”, asegura el Legislador.

En Misiones más de 3.000 animales mueren por año solo en la zona norte de la provincia debido al exceso de velocidad de los vehículos, según datos de las organizaciones ambientales y de protección animal que sostienen que esta provincia encabeza el ranking de animales muertos en las rutas.

Entre los proyectos presentados en el período legislativo pasado, Lenguaza propuso un “Programa provincial de prevención del atropellamiento de fauna silvestre en  áreas naturales protegidas”. Este establece que en las rutas provinciales que atraviesen por áreas protegidas la instalación de garitas de control de ingreso y egreso, donde personal de Guardaparques, durante las 24 horas, controlará el ingreso de los vehículos y se hará entrega de una tarjeta de control donde se detallará hora de ingreso, datos del vehículo y de los ocupantes.

En las casillas ubicadas en la salida o finalización de las áreas protegidas, los agentes podrán proceder a la revisación de los vehículos con el objetivo de controlar el posible transporte de animales silvestres o sus subproductos (carne, cuero, pieles, plumas, etc.), el  transporte de flora silvestre y/o  subproductos de la misma, y/o el transporte de armas de caza, trampas, redes de pesca, espineles.