La Reserva de Vida Silvestre Urugua-í, en Andresito, Misiones, produce plantines de árboles nativos que son utilizados en proyectos de reforestación de la selva Misionera.

Hasta el momento, la organización conservacionista lleva plantados más de 150.000 árboles en la selva, con el apoyo de los productores de la zona, cubriendo una superficie de más de 300 hectáreas y 10 kilómetros de bordes de arroyos.

Vida Silvestre señaló en la convocatoria que “en la Argentina desde 1990 perdimos 7,5 millones de hectáreas de bosques nativos. Cada hectárea de bosque nativo atesora 189,5 toneladas de CO2”, y que La selva misionera es el lugar más importante para la biodiversidad argentina, hogar de algunas de nuestras especies más icónicas como el yaguareté”.

Más información sobre esta campaña en: www.vidasilvestre.org.ar