Un proyecto de ley en la Cámara de Diputados bonaerense busca crear el Programa Provincial de Optimización de Recursos Alimentarios que tiene como objetivo que hoteles, bares, restaurantes y afines “donen a sectores carenciados el excedente de sus raciones alimentarias aptas para el consumo”.

La iniciativa prevé que “las raciones de comida donadas deben cumplir los requisitos contemplados en el Código Alimentario Argentino, según el tipo de producto de que se trate, y deberán ser aptos según las exigencias bromatológicas y de inocuidad contenidas en la Ley Provincial Nº 13.230”.
Es decir, los alimentos donados tendrán que tener detallada la fecha de vencimiento, descripción y peso, así como el destinatario al que fueren entregados dichos productos.

El proyecto viene a intentar llevar un vacío legal que existe y que se centra en “la problemática del derroche de alimentos tiene escala mundial y actualmente cada país intenta resolverla con diferentes programas sociales, por eso consideramos que la creación del Programa Provincial de Optimización de Recursos Alimentarios ería un paso fundamental en la lucha contra el hambre a nivel mundial”.

Por último, se detalla que aquellas entidades interesadas en formar parte de esta iniciativa, deberán registrarse y colocar un distintivo de adhesión –visible al público en general- a dicho programa y aclarAa que “quienes integren el programa quedarán eximidos de un porcentaje del Impuesto sobre los Ingresos Brutos del período fiscal correspondiente”.

“Es hora que el Estado intervenga para paliar la problemática del hambre, que cotidianamente afecta a miles de bonaerenses”, concluyó. Esta idea recuerda la heladera social que comenzó a funcionar en Tucumán y que pronto se viralizó por todo el país.