En la Ciudad de Buenos Aires se generan diariamente unas 6000 toneladas de residuos, de las cuales más de la mitad corresponde a restos de comida que pueden compostarse y transformarse en tierra fértil, en lugar de ser enterrados en los rellenos sanitarios del conurbano. Si reducimos nuestra basura domiciliaria, reducimos al mismo tiempo nuestra huella de carbono, es decir, nuestra emisión de gases de efecto invernadero y ayudar a mitigar la problemática del cambio climático.

Actualmente ingresó un proyecto de ley a la Legislatura que propone generar un programa de compostaje a través del cual los vecinos que se adhieran reciban un descuento en su tasa de ABL. Se busca instalar una Estación de Compostaje Comunitario por cada comuna que tendría al menos 6 composteras de un metro cúbico de capacidad, y donde los vecinos podrían darse de alta como usuarios.

Si se aprueba el proyecto, los primeros 5000 usuarios inscriptos recibirán un kit de compostaje, compuesto por un cesto para compostables, 40 bolsas de bioplástico biodegradable y una guía para la correcta separación de residuos, según explicaron desde la Comisión de Ambiente. Una vez acreditados los residuos orgánicos compostables, el vecino recibirá una compensación a modo de descuento sobre el ABL del año siguiente. Si estuviera exento del mismo, podrá acreditarlo en su tarjeta SUBE.

El compost obtenido será utilizado para el mantenimiento de los espacios públicos y si hubiera un excedente, podrá ser comercializado y los fondos obtenidos serán destinados al mantenimiento del programa.

Los autores de la iniciativa son los diputados Maximiliano Ferraro, Claudio Cingolani y Hernán Reyes, del bloque Vamos Juntos.

Si te interesa comenzar a conocer en qué consiste compostar, qué se necesita para hacerlo, podés leer más sobre el compost en este link.