La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que una ciudad tiene que tener entre 15 y 20 metros cuadrados de espacio verde por habitante. La Ciudad de Buenos Aires no llega a los tres metros cuadrados.

“Queremos que haya más plazas, más huertas, parques recreativos. La nueva normalidad va a requerir más espacios al aire libre donde se respete el distanciamiento“, dijo Valdés respecto a la propuesta de creación del “Fondo Verde de la Ciudad de Buenos Aires”.

El proyecto propone “un fondo de ejecución automática que todos los años la Ciudad deberá cumplimentar para la ampliación de los espacios públicos verdes, explicó el legislador del Frente de Todos (FdT).

La iniciativa contempla, también, la creación de un “programa de puesta en valor de terrenos baldíos” para “incentivar la explotación y utilización” de esos predios por parte de sus dueños.

A través de dicho programa se crearían “plazas de bolsillo”, es decir “pequeños espacios verdes acondicionados para el ocio que se forman en terrenos baldíos con el fin de darles utilidad pública e higienizarlos”, detalla el proyecto.

Además, Valdés resaltó que “un espacio verde es importante porque previene inundaciones absorbiendo agua, reduce ruidos, produce oxígeno, es un lugar de paseo“.

El proyecto también propone un “programa de incentivo al sector privado para el desarrollo del espacio verde”, el cual busca fomentar el alquiler o enajenación de inmuebles y convertirlos en espacios verdes. No estamos pidiendo importar políticas de ciudades cuya riqueza dista de la nuestra, al contrario, ciudades como Rosario, Bogotá cuentan con mayor cantidad de espacios verdes que la Ciudad de Buenos Aires“, afirmó Valdés.

El legislador añadió que “la ciudad deseada no puede ser la del cemento y la densificación que propone el macrismo hace años”, posturó que “tiene que ser sustentable y ecológica” y remarcó que la pandemia “demostró que los lugares de esparcimiento tienen que estar al aire libre”.

“Por todo esto queremos que se sancione la Ley del Fondo Verde que venimos trabajando junto a distintas organizaciones ambientales y activistas jóvenes”, afirmó Valdés.