Con la reciente ley de prohibición de las carreras de galgos en todo el país se abre un nuevo panorama para los derechos de los animales, asociaciones proteccionistas catamarqueñas quieren prohibir la doma de caballos en el tradicional Festival del Valle Viejo en Catamarca.

El Festival del Valle Viejo es uno de los más tradicionales de Catamarca, desde el 9 de diciembre y hasta el 11 se hacen toda clase de actividades, pero sin dudas la más esperada es la doma.

A través de las redes sociales, las distintas asociaciones proteccionistas de animales comenzaron a hacer una campaña para prohibir que se lleven a cabo, “Para el Caballo no es divertido” y “Ninguna tradición por encima de la razón” son algunas de las frases que circularon por las redes.

Las acciones tienden a seguir una lucha que comenzó en un Festival de Doma en Córdoba donde proteccionistas hicieron todo lo posible para prohibir esta tradicional práctica. En aquel momento se había solicitado la inconstitucionalidad de la Ley que permitía las domas en la provincia. Corría el año 2013 y en el Festival murieron dos yeguas.

El problema tiene la misma complejidad que el que tuvo el de los galgos, las opiniones son fuertes y las posturas totalmente opuestas. Al reclamo por maltrato que hacen los proteccionistas, los propios jinetes que participan de las domas, argumentan que los caballos están muy bien cuidados, bien alimentados, vacunados y entrenados para la actividad.

El Pampa Cruz, conocido animador de domas, declaró al diario El Esquiú: “Sólo dura nueve segundos, porque son nueve segundos que el animal está montado y después lleva una buena vida con dueños que invierten mucho dinero para tenerlos en esas condiciones”.

Con la Ley a favor de la protección a los galgos, el próximo debate es acerca de las actividades a los que son sometidos los caballos. Los proteccionistas catamarqueños se suman a los primeros y tibios aún pedidos de prohibición de las domas. La sociedad al apoyar a los galgos ha demostrado un cambio de paradigma y aunque el proceso de debate será largo, los caballos serán los próximos en tener una legislación que los protega y les otorgue derechos.