En la pequeña localidad de Gan Gan, en el corazón de la meseta chubutense el pasado 3 de marzo hubo una Asamblea que unió a pobladores de la Meseta, Río Negro, y comunidades tehuelche mapuches para manifestarse en contra de la idea del gobierno nacional de presionar para que se instale la minería en la región.

Con apenas 600 habitantes, Gan Gan fue escenario de un encuentro que selló las bases de la unión de los pueblos patagónicos que le dicen una vez más no a la minería. En la provincia de Chubut existe la Ley Antiminera, que prohíbe la minería a cielo abierto y el uso de cianuro. A pesar de esto, el gobierno nacional presiona y seduce a intendentes de la Meseta para que hagan lobby para dejar sin efecto esta ley.

La promesa del gobierno es que Pan American Silver invertirá 1000 millones de dólares en la provincia para trabajar en su “Proyecto Navidad”, un yacimiento de plata y oro que daría trabajo a 1800 personas. Aunque lo que no se comunica es que para extraer esos metales se debe usar el proceso de lixiviación, por medio del cual se usan millones de litros de agua (que en Chubut es un recurso que escasea) con una solución cianurada para separar la roca del metal. El método es altamente contaminante.

En la Asamblea de Gan Gan se hicieron presente miembros de las comunidades tehuelche mapuches, Vecinos Auto Convocados de Gan Gan, El Maitén, Trelew, Dolavon e Ingeniero Jacobacci, las temas que se trataron fue el rechazo a la minería y la defensa del agua y la tierra. El grupo invitó al Intendente, que había prometido su presencia, pero finalmente no fue.

Al siguiente día el grupo realizó una caminata desde el Centro Comunitario de la localidad hasta la vertiente de agua que queda en tierras de la Comunidad Mapuche Mallín. En el momento en el que llegaban allí, comenzó a llover, lo que provocó aún más emoción en los presentes que tomaron esto como una bendición.