La erupción del volcán chileno Calbuco después de más de cuatro décadas de inactividad encendió las alarmas también de este lado de la Cordillera. En este sentido, un especialista opina que no es descabellado pensar que en la Argentina se produzcan episodios como el que por estas horas complica la vida de varios miles de chilenos y argentinos.
 
“La provincia de Catamarca no está exenta de sufrir erupciones como la del volcán Calbuco, en Chile”, afirmó el geólogo, investigador y docente universitario Lorenzo Parra, quien aseguró que a lo largo de toda la Cordillera de los Andes hay volcanes que pueden despertar. “Si bien los volcanes dentro del territorio catamarqueño están extintos, podrían volver a tener actividad en cualquier momento”, dijo Parra en diálogo con la prensa.
El geólogo planteó que cualquier volcán que hubiera hecho erupción hasta hace diez mil años, puede volver a tener actividad y “en Catamarca, en la zona de la Cordillera, hay volcanes que tranquilamente pueden hacer erupción”. Esa zona que describe Parra es conocida como “los seismiles”, debido a la altura de los volcanes: todos superan los 6000 metros de altura.
Según Parra, la erupción es sólo cuestión de tiempo: “Los volcanes están esperando a que el magma en el interior de la tierra se acerque más a la superficie para iniciar su actividad, y esto puede ocurrir en cualquier momento”.
El volcán Calbuco, que estuvo inactivo 45 años, hizo erupción en las últimas horas y trajo severas complicaciones al vecino país y a localidades argentinas afectadas por la ceniza, despertando alarma en todas las provincias que integran el cordón cordillerano. “Esto se debe a que la Cordillera se formó por la actividad volcánica, todas las montañas en la zona son producto de erupciones, y esas erupciones se pueden repetir”, enfatizó Parra.