La Administración Portuaria de Puerto Madryn puso en marcha el plan “playas limpias”, con el desguace de embarcaciones abandonadas en las costas de esa ciudad en la zona sur de la península de Valdés, el noreste de la provincia de Chubut.

El jefe del organismo portuario, Osvaldo Sala, indicó que ya se comenzó con el primer desguace, el pesquero “Anita”, cuyo casco está abandonado desde hace años.

Hace años que venimos peleando para que las empresas que abandonaron sus barcos en la costa se hagan cargo del daño ambiental pero no tuvimos suerte y buscamos otras herramientas y encontramos una que es formidable porque está ejecutada por trabajadores“, agregó.

Se trata de la sociedad “La Argentina”, formada por trabajadores metalúrgicos locales que compraron los equipos necesarios para las tareas de desguace con un préstamo bancario por unos 200.000 dólares.

El material de desguace convertido en chatarra se venderá a la empresa de aceros Acindar, que dio directivas sobre la forma de realizar los cortes para el reciclado, explicó.

Se apuesta a aplicar el mismo plan en los puertos de Comodoro Rivadavia, al sur de Chubut, y de Puerto Deseado, en la vecina provincia de Santa Cruz, indicó.

Los muelles de aguas profundas de Puerto Madryn tienen un intenso tráfico por la actividad turística, minera y pesquera, pero esta última es la que ha causado un “cementerios de barcos” entre el muelle Almirante Storni y el parque industrial de la ciudad, apuntó.

Con un largo proceso, la justicia federal transfirió en propiedad los viejos cascos a la administración portuaria, lo que permitió poner en marcha el plan de desguace.

Hoy disponemos de siete barcos que están para desguace bajo esta modalidad que es la mejor, porque se recicla, se le da mano de obra a gente emprendedora y se termina con un grave problema ambiental“, señaló Sala.