Diversidad de fauna marina, playas, gastronomía y hotelería. Todo eso convierte a Puerto Madryn en una opción ideal para todo tipo de público, en cualquier momento del año.

Considerada la puerta de entrada a la Península Valdés, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco (1999), Puerto Madryn es un sitio privilegiado donde la naturaleza se encuentra en estado puro y en armonía con los visitantes.

De junio a diciembre es la temporada de ballenas, un espectáculo sin igual. Pero Puerto Madryn es más que eso, es una combinación de atributos únicos en el mundo: paisajes sorprendentes, playas tranquilas y caminos inexplorados. Es la posibilidad de caminar entre colonias de pingüinos, o hacer snorkeling con lobos marinos, en un lugar emocionante.

Puerto Madryn invita a descubrir la propia naturaleza interior, a disfrutar cada minuto como una aventura extraordinaria, en un entorno natural sin límites.

Más info en madryn.travel