Ricardo Arjona no para de cosechar chistes sobre su calidad poética en las redes sociales mientras llena cualquien estadio en el que se presenta. Esos pueden ser dos de sus marcas más destacables, pero ahora batió un nuevo record: los 92 trabajadores que participaron de su presentación en Corrientes estaban en negro.

Así lo indicó el ministerio de Trabajo de la Nación, que a través de la secretaría de Trabajo realizó operativos en los recitales de Ricardo Arjona y Las Pelotas, en la ciudad de Corrientes, en el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT). Durante los operativos, tres empresas de seguridad fueron fiscalizadas: seguridad, servicio y cantina: tenían 92 trabajadores, el cien por cien de los cuales no estaba registrado.

Mientras que en el caso de Las Pelotas, fueron inspeccionadas dos firmas en las que había un total de 14 trabajadores de los cuales el 86 por ciento se encontraba en condiciones laborales irregulares.

“Es una verdadera luz roja de lo que muestra la irresponsabilidad de los organizadores de este tipo de eventos en algunos lugares determinados del país. La inspección educativa encuentra que a veces la faz punitiva es inevitable y debemos llegar con toda la fuerza de la ley”, sostuvo el subsecretario de Fiscalización del Trabajo y Seguridad Social, Guillermo Alonso Navone.

La Ley 26.940 de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral prevé importantes beneficios en las contribuciones patronales, pero también crea el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL), en el que figurarán quienes tengan trabajadores no registrados y a la vez no tendrán acceso a créditos de la banca pública.

Al respecto la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, advirtió que “con esta nueva ley afianzamos el camino que con el ministro Tomada nos impusimos desde 2003, atacar un flagelo que atañe a la sociedad argentina desde hace más de 40 años y que con este proyecto político nos propusimos erradicar”.

El Plan Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT) procura combatir el trabajo no registrado; verificar el cumplimiento de las condiciones de trabajo que garanticen el respeto de los derechos fundamentales del trabajo y la debida protección social; alcanzar una mayor eficiencia en la detección y corrección de los incumplimientos de la normativa laboral y de la seguridad social; lograr la incorporación al sistema de la seguridad social de los trabajadores excluidos; lograr que los empleadores regularicen en forma voluntaria su situación y difundir la problemática derivada del empleo no registrado y los beneficios de su regularización.