Alga espirulina, arándanos, el bimi, la maca, el ajo negro y semillas de chía componene la lista de los nuevos y mejores aliados para una dieta saludable. El consumo de súperalimentos se convirtió en una tendencia entre quienes buscan optimizar, de forma natural, el rendimiento de la alimentación para afrontar extensas jornadas laborales, entrenamiento físico exigente y una vida social activa.

“Una vuelta al pasado para encontrar mejores resultados en el futuro”, así sintetizó Máximo Ravenna, especialista en dietas, a la última moda en alimentos. Alga espirulina, ajo negro, arándanos, el bimi, la maca y semillas de chía, son algunos de los ingredientes que contienen más vitaminas, minerales, nutrientes y energía que otros alimentos en igual cantidad.

 Esta alga mejora el metabolismo, la absorción de nutrientes, el sistema inmune y actúa como antialérgico y descongestivo natural. “Además contiene fósforo y tiene incidencia positiva sobre la glándula tiroidea”, apunta Ravenna. “Empecé a tomarlo porque había leído que mejoraba el metabolismo y con el tiempo me sentí más resistente a las gripes y resfríos, cuenta Melina Lombardi una psicóloga de 30 años.

Por otra parte, Naciones Unidas la ha incluido en una resolución como un alimento contra la malnutrición por su alto contenido de vitaminas y nutrientes. “Aumentan el colesterol bueno, son un excelente antioxidante, antinflamatorio y ayudan a prevenir infecciones urinarias”, dice la nutricionista Mónica Katz. “Además, es un antiséptico de las vías urinarias que impide que se fijen bacterias en las paredes de las mucosas y rico en fibras”, confirma el doctor Ravenna.

Es una de las verduras más sanas que existen, una planta crucífera de la familia el brócoli. “Se podría decir que es la versión mejorada”, dice Ravenna. Este vegetal, además de ser antioxidante, es anticancerígeno. Contiene fibra, minerales, proteína vegetal y Omega 3. Conseguirlo en la verdulería no es una tarea simple, por lo que, de no encontrarlo, puede ser reemplazado por el brócoli.