Fotos Télam (Jorge Izquierdo)
 
Al mando del teniente de fragata retirado Julio César Urien arribó al puerto de la ciudad bonaerense de Necochea el velero “La Sanmartiniana”, que está auspiciado por la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca) y traslada a jóvenes militantes sociales y políticos para concientizar sobre la importancia del mar argentino como vía de comunicación y fuente de riqueza.
 
La travesía, que busca además conocer el impacto en los mares del cambio climático y su proyección hacia la Antártida, comenzó su segunda etapa en octubre en el puerto bonaerense de Dock Sud y culminará en Ushuaia a fines de diciembre. “Vamos pasando por distintos puertos y hablando con la gente, los invitamos a subir al barco para que conozcan lo que tienen y les hablamos del agua y sus perspectivas, de su importancia económica, cultural, de integración, de la riqueza que conlleva y los recursos que ofrece”, explicó a Télam Luis Wettstein, a cargo de la tripulación de la Sanmartiniana.
Wettstein contó que llevaron “a un grupo de 13 pibes de entre 14 y 17 años a recorrer el paseo costero de Necochea, porque muchos tienen el mar a dos kilómetros y no lo conocen”. Por eso, ocupar estos espacios “es muy importante por su gran potencia, sobre todo ahora que el tema está en agenda gracias al programa Pampa Azul. Los jóvenes que participan de esto serán dirigentes en unos años y es importante que empiecen a conocer lo que tienen para que puedan quererlo y defenderlo”, sostuvo.
 
Los siete tripulantes de Unidos y Organizados recorrerán Necochea hasta el viernes por la mañana y luego partirán hacia el puerto de Coronel Rosales, a 50 kilómetros de Bahía Blanca. “Trabajamos con colegios, agrupaciones sociales y políticas con la idea de concientizar acerca de la importancia del agua como recurso estratégico y acercar un deporte elitista como la náutica a los sectores populares”, dijo a Télam Gerardo Salcedo, miembro de Fipca, quien agregó que “tenemos miles de kilómetros de costa en el país y sin embargo vivimos de espaldas a él”.

“Es muy importante que Fipca impulse este tipo de campañas para tener presencia en el mar argentino, permitiéndole a nuestros jóvenes tomar conciencia de la real magnitud que esto representa”, enfatizó. Urien señaló que “dentro de esta política de Estado, Necochea tiene un lugar fundamental”, y adelantó que se sumarán jóvenes de esta ciudad en la travesía hacia el sur.
En su época de oficial naval, Urien se negó a reprimir cualquier insurrección popular durante la dictadura militar, y por ello fue dado de baja en 1976 y condenado a ocho años de prisión.
Actualmente está vinculado a la industria naval y es el capitán de embarcación que pertenece a la Fipca, que impulsa la Campaña al Atlántico Sur para tener presencia continua en nuestros espacios marítimos.