La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) desactivó el contrabando de unas 70.000 toneladas de caña de azúcar, en el marco de un operativo realizado en Salta, en la frontera con Bolivia. Según informó la AFIP en un comunicado, la producción argentina es retirada del país por pasos no habilitados en vehículos de Bolivia para ser procesada posteriormente en ingenios del vecino país.
Los inspectores detectaron a 60 trabajadores de ciudadanía boliviana indocumentados, entre los que se encontraban seis niños de entre 8 y 17 años, los que al ver ingresar los vehículos oficiales se ocultaron en los cañaverales. En términos impositivos, el perjuicio fiscal es de aproximadamente 200 millones de pesos originados en la no declaración de los ingresos derivados del cultivo de caña de azúcar y de su salida del país.
 
En materia aduanera, se enmrca en la figura de contrabando de caña de azúcar cultivada en campos argentinos y transportada hacia Bolivia en forma ilegal por pasos no habilitados, por un volumen de 70.000 toneladas de caña de azúcar.
 
La finca se encuentra ubicada en una “zona de riesgo”, a 800 metros de la frontera con Bolivia, encontrándose los trabajadores provistos de machetes, para realizar sus tareas.
 
El procedimiento se llevó a cabo con la Fiscalía Federal de San Ramón de la Nueva Orán, conforme la orden de allanamiento liberada por el Juzgado Federal de Orán, y los detenidos quedaron a disposición de este juzgado.