El Petit Verdot es una variedad que mi familia trabajó durante años en la zona de La Consulta. Seguimos haciendo vinos varietales y blends que muestren un perfil diferente, con vinos suaves en el paladar y muy bebibles.

Es una variedad productiva de vigor medio y de maduración tardía que se adapta muy bien a las condiciones climáticas y a los suelos de La Consulta. Los vinos tienen un color oscuro, buena acidez, y los taninos suelen ser astringentes si se realiza una extracción más o menos intensa.

Es una variedad muy productiva. así que es necesario controlar la cantidad de racimos por planta desde la poda dejando pocas yemas por planta. Al mismo tiempo los rendimientos muy bajos tampoco son buenos porque pueden generar un desbalance en la madurez y anticipar demasiado la cosecha.

“Aprendiz” es un vino de un corte petit verdot 100 %.

“El vuelo del Chamán”, vino de alta gama de la línea chamán, es un blend compuesto Petit Verdot (95 %), fermentado con Malbec y Cabernet Franc. En breve estará a la venta.

El momento de la cosecha del Petit Verdot es muy importante, como tiene taninos demasiado astringentes, hay que atrasarla para que los taninos se redondeen.

El problema de ese atraso es que se va el azúcar muy arriba y quedan vinos muy alcohólicos y con acidez muy baja.

Siempre hay que ir probando, porque el vino puede desbalancearse. Hay que hacer una extracción muy suave al principio de la fermentación y lo fermentamos con Malbec, que para ese momento está bien maduro, le aporta tanino suaves y estructura.

El rendimiento por hectárea, el manejo del riego, el momento de cosecha son todas técnicas que nos ha llevado muchos años desarrollar. Y este conocimiento lo hemos adquirido a través de la prueba y error. Me llevó su tiempo alcanzar esta técnica.