Argentina tiene 5100 kilómetros de costa marítima, una inmensa franja costera que comienza en Buenos Aires y finaliza en Tierra del Fuego, la Cámara de Diputados de la Nación analiza la creación de un fondo para su protección, que garantizará el acceso público a todos los balnearios y el uso de energía renovables en estos centros turísticos.

El proyecto, que espera su tratamiento parlamentario, contará con una partida presupuestario para, entre otras cosas, mejorar el cuidado del medio ambiente en la costa, para proteger estas áreas sensibles, mejorando el tratamiento de residuos que se generan en las poblaciones costeras y ayudando a conservar el patrimonio cultural de estos pueblos marítimos.

Una de las impulsoras de este proyecto de Ley es la diputada María Paula Lopardo, quién detalló que el “el proyecto estipula la creación de los recursos para cumplir con estos objetivos, los fondos saldrán del Fondo Nacional para la Protección y Uso Sostenible de la Zona Costera que se creará para ese fin, de subsidios y de préstamos internacionales”

Uno de los aspectos más importantes del proyecto es el capítulo ambiental, ya que se busca prohibir el vertido de residuos líquidos y emisiones gaseosas sin previo tratamiento, la negativa a construir edificios o infraestructura que altere el paisaje costero, el tendido aéreo de cables de alta tensión y la instalación de publicidad en medios acústicos y audiovisuales.

La legisladora está esperanzada en que se apruebe el proyecto “porque en los últimos años las nuevas posibilidades de uso de las áreas marinas y sus recursos han derivado en una creciente intensificación de las actividades marítimas, lo que trae como consecuencia problemáticas ambientales y en conflictos entre los distintos usuarios del mar, entre ellos los turistas” Las comunidades que viven en la costa del mar concentran actividades económicas intensivas, como la extracción de hicrocarburos, pesca, el transporte y el turismo. Todas ellas generan un impacto en el ambiente, “por lo tanto debe existir una norma que asegure que estas actividades se puedan hacer en forma sustentable”, remarcó Lopardo.

“El objetivo es preservar el amplio valor las ecorregiones marinas y evitar posibles conflictos entre las actividades y los recursos marinos, para lo cual es necesario desarrollar, junto a todos los actores involucrados, un Manejo Integrado de las Zonas Costeras Marítimas que permita gestionar de forma integral este ecosistema marino único”, puntualizó la legisladora.