Tornquist es un municipio ecológico, su entorno natural es incomparable y entre sus habitantes hay una concientización sobre el cuidado del medio ambiente que se ve en pocos lugares. En este sentido, el legislador Gervasio Bozano junto con el ex intendente Gustavo Trankels presentaron un proyecto para declarar la “Reserva Natural Privada de Objetivo Mixto Educativo y Botánico Sierras Grandes” en la superficie donde se halla la Estancia del mismo nombre.

Tornquist es un distrito declarado ecológico que ha tenido a lo largo de su historia una fuerte impronta de cuidado de la naturaleza, no sólo por el entorno paisajístico sino por los recursos en flora y fauna autóctonas que son únicos en el mundo”, declaró al medio local Noticias Tonrquist, quien agregó: “Nos llena de alegría esta iniciativa. Esperemos que los demás legisladores acompañen el proyecto, que va a hacer que este lugar de la provincia ´Sierras Grandes´ sea apreciado por todos los ciudadanos del país y del mundo por su belleza natural incomparable”, agregó.

Tornquist posee una geografía privilegiada, es el rincón serrano de la provincia de Buenos Aires, la Ruta 76 plantea un corredor de pueblos a los pies de los cerros, como Sierra de la Ventana, Villa Ventana, Villa La Gruta y múltiples senderos que conducen a arroyos de aguas cristalinas, y a pequeñas localidades, como Tres Picos. El Distrito ya cuenta con el Parque Provincial Ernesto Tornquist, en la base del cerro de La Ventana, conocido por su abertura natural en su cima.

Acerca del proyecto de creación de esta nueva Reserva, Bozano fundamenta:  “Reserva Natural Sierras Grandes ofrece superficie, recursos y  ecosistemas, para sumar al Sistema de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de Buenos Aires. Está a sólo a 11 Km de la ciudad de Sierra de la Ventana, cuenta con valores de conservación de suma importancia biológica, geológica, antropológica, arqueológica e histórica. Asimismo contiene a los cerros de La Carpa y Vavacuá, los faldeos orientales del Cerro 3 Picos y parte de la cabecera de las nacientes de cursos de agua que tributan al Rio Sauce Grande, como los arroyos San Bernardo y San Teófilo, principal cuenca hídrica de provisión de agua para la ciudad de Bahía Blanca, lo cual realza la importancia del cuidado del sector”, afirma.

La creación de este Reserva fomentará el turismo ya que podría aumentar el tiempo de permanencia de turistas en la zona, generando fuentes de trabajo. Fundamentalmente apuntaría a la conservación de un territorio muy rico en flora y fauna y también en aspectos históricos, ya que se han hallado antiguos asentamientos de pueblos originarios que cazaban en estos lugares. El proyecto contempla la creación de un emprendimiento ganadero ecológico, que sirva como modelo para demostrar que es posible una ganadería libre de feetlots.