28 de Noviembre es el primer pueblo cordillerano de la ruta 40, donde desde hace quince años se trabaja en la conservación del cóndor andino, con acciones como la construcción de un mirador, realización de campañas de concientización, rescates de cóndores y el seguimiento del desarrollo poblacional de esta especie.

Allí existen dos condoreras, una en estancia Stag River y otra en Glen Cross, que albergan a 107 individuos, según los últimos registros. “Estamos en campaña para impulsar un proyecto para declarar a 28 de Noviembre capital nacional del cóndor andino, que en el Senado de la Nación tiene dictamen de la comisión de Ambiente y Turismo, explicó Franco Paz, integrante de Huellas Patagónicas.

La organización busca que la gente promocione en sus redes sociales la imagen de un cóndor con la consigna. La semana próxima realizarán una campaña de divulgación en los colegios, y luego esperan que se sumen con su apoyo  asociaciones ambientalistas de toda la Patagonia argentina y chilena.

El dirigente ambientalista afirmó que “se trata de promocionar a la ciudad con fines conservacionistas y turísticos, creemos que tienen que ir de la mano“, agregó Paz.