En los últimos días se está dando un intenso debate en la opinión pública y las redes sociales, sobre el proyecto de instalar una cárcel provincial en el Hotel Futaleufú, abandonado en el Complejo Hidroeléctrico ubicado dentro del Parque Nacional Los Alerces (PNLA).

El proyecto es impulsado por el Ministro de Gobierno Rafael Williams, el Juez Jorge Criado. El intendente del PNLA Daniel Crosta declaró: “me hace ruido meter un sistema carcelario adentro del Parque y no sé si es bueno para el destino turístico” y consideró que las autoridades “vean la posibilidad de que ese edificio tenga otras alternativas para su aprovechamiento”.

El edificio, propiedad de la provincia y en jurisdicción de Parques Nacionales, debería ser reconstruido y adecuado a las condiciones de seguridad establecidas por el Sistema Penitenciario Federal, una obra que demandaría una fuerte inversión. El proyecto propone que el financiamiento esté a cargo de la Nación, a la que la provincia le cedería el hotel y los terrenos en los que se emplaza.

Durante la construcción de la represa hidroeléctrica Futaleufú en la década de 1970, se levantó este hotel al pie de la Cordillera de los Andes, con inversión del Estado, para alojar a los técnicos que construyeron la presa. Con los años, los privados se quedaron con los beneficios fiscales, las líneas de transmisión eléctrica y la central generadora de electricidad. Hacia finales de dicha década fue abandonado para siempre.