Fuente: Actualidad TDF

Un micro informativo en inglés, de entre 9 y 12 minutos, que la radio pública nacional emite todos los días, pasada la medianoche y repite a la mañana siguiente desde LRA 24, su emisora en Río Grande, Tierra del Fuego. El Boletín acaba de cumplir dos años de existencia. Su objetivo: penetrar con noticias argentinas las Malvinas, adonde llega con alta calidad auditiva y el lema de que promueve es la “Soberanía Radiofónica”.

Pasada la medianoche de cada día, la locutora de LRA 24 Leda Sotto presenta el informativo Argentine News Bulletin, que después, en un inglés bastante afinado leen dos periodistas de la Radio Argentina Exterior (RAE), que se encarga de las emisiones de radio que produce hoy el Estado. Esta depende a su vez de Radio Televisión Argentina (RTA). Y aunque la RAE se presenta en siete idiomas -inglés, japonés, francés y chino, entre otros-, el Boletín Malvinas es el producto que más desarrollado tienen.

“Desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de Argentina, la Radio Pública le trae las noticias ahora”, se oye una noche a Fernando Farías, la voz argentina en inglés que llega a las Malvinas. A veces se escucha la voz femenina de Miriam Turkula, también empleada de la RAE.

“Ningún argentino tiene dudas de que las Islas Malvinas pertenecen a nuestro país y entonces, como Estado, tenemos la obligación de mantener informados a los habitantes de ese territorio. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual lo establece como un derecho y su ejercicio se garantiza a través de la Radio Pública, capaz de llegar a cualquier punto del país”, razonó recientemente uno de los directivos de RAE, al cumplirse los dos años de la emisión. También dijo que la iniciativa buscaba “romper el cerco mediático” del archipiélago, adonde en realidad no llegan señales de televisión argentina pero sí de todas partes del mundo que se pueden ver por cable. Un funcionario de Radio Nacional señaló que se buscaba “garantizar el derecho a la información a los habitantes de habla inglesa de las Islas Malvinas”

El Boletín Malvinas se elabora cada día, en las oficinas centrales, en Buenos Aires, de Radio Nacional. Y después se envía a su emisora en Río Grande, donde Soto, hace la presentación. LRA24 nació en 1973, bajo la idea de las radiodifusoras de frontera, y tuvo un rol protagónico durante la guerra de 1982, sirviendo de guía a la fuerza aérea nacional durante los despegues y aterrizajes en Tierra del Fuego y en las islas. Por falta de equipo y envío de presupuesto, se quedó por años sin los 25 kilowats que le permitían un gran alcance. Los equipos mejoraron y ahora el servicio les llega a los kelpers de forma clarísima, aunque según pudo saber este diario, los kelpers le dan la espalda.

Desde LRA24 lograron conversar con latinos que viven en Malvinas, que no se identificaron pero que les dieron el pulso de la calidad auditiva. Pero los comentarios por parte de la población anglosajona fueron negativos en la prensa local. Algunos, por ejemplo, se mofaron de que el presupuesto público argentino se destinara a una actividad “inútil” como la de convencerlos sobre la Argentina. A decir verdad la opinión pública en Malvinas tiene un fuerte peso negativo hacia la Argentina. Y se vive en un clima de profundo rechazo hacia los acercamientos al Continente, sobre todo a raíz de que el kirchnerismo endureció las políticas de vuelo, pesqueras e hidrocarburíferas.

Según se puede escuchar en los Boletines, entre una y otra información, mechan deporte, espectáculos y aspectos culturales como la “receta” de la empanada. De esta manera, todos los días, un pedazo de Argentina llega al eter malvinense.