La esperada transformación del Zoológico de Buenos Aires hacia un Ecoparque comenzó. A mitad de la semana pasada iniciaron el traslado de animales hacia santuarios naturales, en este caso se trató de cuatro lechuzones que ya se encuentran en la Reserva Ecológica de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Asimismo se anunció que el paseo abrirá el 16 de Julio para las vavaciones de Invierno, pero con ciertas restricciones. 

Podrán entrar sólo 2000 visitantes diarios. “La reapertura va a ser el sábado 16 pero con un enfoque distinto que vamos a denominar ‘visitas conscientes’ porque va a tener un límite de entrada de 2000 personas por día y los visitantes no van a poder dar alimentos a los animales”, dijo el Ministro de Modernización, Andy Freire

El Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta hizo un acto en la Reserva Ecológica a semanas de cerrar el Zoológico para explicar los pasos que se inician con los primeros traslados de especies, lo que derivará en un ecoparque, a fines del año que viene. 

“Este es el primer paso del proceso para encontrar para cada uno de los 1500 animales del zoológico el mejor lugar”, anunció Larreta. En lo que hoy es el Zoológico se creará el “Ecoparque Interactivo de la Ciudad“, donde no habrá exhibición de animales en cautiverio. El Ecoparque estará orientado a la preservación y al cuidado de las especies. También incluye la puesta en valor y renovación del edificio, para tal fin se llamará a un concurso internacional para que urbanistas puedan presentar proyectos.

El Ecoparque busca “generar un Corredor de la Biodiversidad que integre al futuro ecoparque con el Jardín Botánico y el Parque Tres de Febrero, así como promover el espacio como un lugar de encuentro en el que emprendedores y organizaciones puedan “realizar proyectos vinculados a la conservación del medioambiente”, explicó el Jefe de Gobierno.

El Zoológico fue cerrado el pasado 16 de Julio, hecho que marcó el fin de un paseo que venía seriamente cuestionado, también el modelo y el sistema han sido foco de campañas en todo el país para lograr el fin de la exhibición de animales. En este sentido, las muertes de animales en el Zoo de Mendoza aceleraron los tiempos. En el Zoo porteño, después del cierre comenzó un completo censo que determinó que en ese pequeño espacio viven 930 mamíferos, 113 réptiles y 430 aves. Estos animales son los que serán llevados a santuarios naturales o reservas de todo el país y el mundo.

En primer lugar fueron elegidas las aves rapaces, se mudaron lechuzones y luego harán los mismo con lechuzas vizcacheras y los chimangos. Andrés Capdevielle, Director del proyecto de Conservación de Aves Rapaces del antiguo zoológico, explicó que el objetivo es “llevar a los animales en cautiverio a una rehabilitación y darles posibilidades reales para su reinserción en su hábitat natural”.