Cada una de las más 6 millones de personas que durante enero vacacionaron en la costa atlántica bonaerense generó un promedio de 500 gramos de residuos por día, de los cuales 300 son reciclables, calculó el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible, que había puesto en marcha la campaña #YoSeparo para mantener las playas limpias.
Hugo Bilbao, titular del organismo, explicó que “la temporada de verano fue un éxito rotundo, y como esperamos que cada vez más gente elija las playas de la provincia para pasar sus vacaciones. Llevamos adelante esta campaña de separación de residuos para reducir el impacto del movimiento turístico en el medio ambiente”.
 
El OPDS dispuso a lo largo de la costa bonaerense más 3.500 cestos negros y verdes, conformando 1750 puntos limpios, para que la gente pueda tirar los residuos orgánicos por un lado y los reciclables por otro. También se instalaron 20 Estaciones Ambientales, donde se acopiaron residuos reciclables, según se informó en un comunicado.
Además, se reforzó la recolección municipal y dos camiones realizaron recorridas permanentes entre las 8 y las 24, desde Bahía Naranja, hasta Punta Iglesias, en Mar del Plata.
 
Las 2.000 toneladas de residuos reciclables fueron procesadas por 110 cooperativas, las cuales se encargaron de recuperar el material para ser reutilizado. De esos residuos, más de 340 toneladas son plásticos, equivalentes a más de 9,4 millones de botellas, y que representan más de 2.500 barriles de petróleo.
De la misma manera se recuperaron 1.660 toneladas de cartón, papel, tetrapack y vidrios, que equivalen a la preservación de más de 23.200 árboles y 166 millones de de litros de agua.