A partir de información recopilada desde el año 2010, hemos llegado a reconstruir cómo se produjo ese ingreso marino”, explicó Elisa Beilinson del Centro de Investigaciones Geológicas (CONICET-UNLP) y principal autora del estudio publicado en la revista científica Quaternary International.

Asimismo, aseguró que encontraron “estratos con fauna marina, con fauna propia de estuarios y, a pocos centímetros de distancia, fauna continental” y explicó que la poca distancia, en las capas geológicas, son dimensiones de tiempo es decir que “cuanto más profundo se excava, más antiguos son los sedimentos”.

El trabajo para retirar tosca en la cantera Vignona III, permitió descubrir fósiles de entre unos 8 mil y 90 mil años de antigüedad, en consecuencia -según consignó la agencia CtyS-UNLaM- una parte del terreno se estableció
como reserva paleontológica.

Beilinson precisó que entre los principales hallazgos se encontraron “invertebrados marinos como ostras, vertebrados acuáticos como corvinas y tortugas, y, muy cerca, una especie de caballo extinta. “Por esta mezcla de fauna acuática y continental, junto a las características sedimentológicas de los estratos, interpretamos que se trata de niveles depositados durante episodios de tormentas fuertes que impactaban en las zonas costeras del estuario interno del Río de la Plata que había en ese momento y llegaba hasta la zona de la actual de Marcos Paz”, detalló.

Según la especialista, “estas grandes tormentas podrían ser similares a las sudestadas que conocemos hoy en día”.
Por su parte, el paleontólogo Leopoldo Soibelzon, del Conicet, aseguró que “en esta cantera se han encontrado grandes mamíferos terrestres, algunas aves grandes y también anfibios, reptiles y peces”.

En el aspecto geológico, se observa que, hace más de 70 mil años, hubo una subida del mar muy pronunciada, por lo que las aguas ingresaban por la cuenca del río Matanza hasta Marcos Paz. “Lo que observamos como evidencia son restos de valvas de ostras y, posteriormente, sedimentos que indican la bajada del mar y la vuelta de ambientes de pastizales”, remarcó. Y agregó que esta observación da la pauta de que aquellos sedimentos no forman parte de un fondo de mar, sino que hubo un estuario donde el mar se encontraba con el continente.