Fuente: Los Andes

El proyecto nació a principios de 2011 casi por casualidad. “Soledad en 2009 hacía un programa de radio muy serio y me invitó a participar un domingo del vivo para hablar sobre bodegas, vinos, viñedos, cepas, entre otros. Supuestamente debía llevar a una enóloga que falló y por descarte para tapar el bache me invitó a mí”, escribió Verónica vía e-mail desde Connecticut, Estados Unidos.

Según recordó la joven, se trataba de un programa muy serio, pero ellas terminaron cambiándole el tono. “La dinámica entre las dos fue tan explosiva; todos los temas terminaron en chiste y risas, muy natural, muy rápido, muy divertido… salimos del estudio y fue automática la decisión de comenzar algo propio”, relató.

En ese entonces, decidieron que querían trabajar en un ambiente relajado y entretenido. “Como si estuviésemos en el living de la casa de nuestras abuelas tomando una birra, haciendo alusión a la comodidad máxima. Las dos hemos tenido abuelas muy grosas, muy permisivas, muy amigas, muy delincuentes, muy divinas, muy todo y así fue… año después estábamos saliendo al aire con ‘En el Living de la Abuela’ desde Lumínica Radio”, contó la mendocina.

Luego de concretar dos ciclos del programa en Mendoza, Verónica fue trasladada a Buenos Aires por trabajo. “Tuve que dejar todo, pero al poco tiempo, convencidas de que era lo que queríamos y extrañábamos, Soledad dejó Mendoza y se fue a Buenos Aires para arrancar en alguna de radio de Capital”, comentó. Pero “entre una cosa y otra”, las chicas finalmente decidieron armar su propia radio para poder llevarla a cualquier lado.

“Trasladarla a cualquier living, y así hacer dos cosas que amamos al mismo tiempo, un programa de radio y viajar”, destacó la joven.

El Mundial de Fútbol, que se realizó en Brasil en julio de 2014, fue la excusa perfecta para arrancar la gira de “En el Living…”. “Cubrimos la final del Mundial y subimos hasta Venezuela, después Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, México y Estados Unidos”, enumeró la chica que asegura que en todos países han sido muy bien recibidas.

“Agradecemos a todos los hostels, productores, músicos, familias y amigos que nos abrieron las puertas de sus casas y nos empaparon de sus costumbres, música, amor y comidas espectaculares”, señaló Verónica.

Para poder moverse con la radio a cuestas, las jóvenes llevan dos mochilas y una valija con todos los equipos de sonido. “Transmitimos en vivo cada martes a las 8 pm, pero la idea es llegar uno o dos días antes al lugar de grabación, preparar el programa, conocer gente, arreglar las entrevistas y demás”, explicó. El envío, según describe la mendocina, es muy desestructurado.

“La idea es la de un living con amigos, invitados, gente que se acerca a ver qué pasa, tomar algo y escuchar buena música, mientras se conversa un poco de la historia del rock de cada país o ciudad”, detalló la emprendedora. 

Si bien todavía no pueden vivir del programa sí cuentan con intercambio de publicidad y algunos sponsors. Igualmente lo más importante para ellas es estar cumpliendo su sueño: “Trabajamos de lo que nos apasiona y encima viajamos, a eso sumale que lo hacés con tu amiga de hace 20 años, tu hermana… es genial… si bien no es mucha plata la que se gana, el trabajar de lo que amás es muy satisfactorio, no tiene precio”, remarcó. 

En un futuro cercano las jóvenes tienen pensado volver al país y continuar con su proyecto. “Tenemos programada una gira por cada provincia de Argentina en 2016 para el quinto ciclo del En el Living”, adelantó con entusiasmo. 

 

Para oir y participar del programa:

Para escuchar “En el Living de la Abuela”: www.spreaker.com/user/en-el-living-de-la-abuela
Fan Page: En el Living de la Abuela
Instagram: enellivingdelaabuela
Twitter: @enellivin