Fue en el año 2005 cuando Diego interpeló al gobierno nacional en su programa de tv “La Noche del 10” por los desmontes y el desplazamiento de comunidades wichi en Salta.

La administración de Salta había decidido vender tierras fiscales para destinarlas a monocultivos y ganadería en zonas habitadas por esa comunidad originaria -una problemática que lamentablemente aún continúa en el país- en el municipio de General Pizarro, departamento Anta.

Maradona difundió el reclamo y dijo mirando a cámara: “No queremos más películas americanas en las que matan a los indios porque si no se cumple con esta solicitud eso es lo que va a pasar”. Días después, el presidente en ese entonces, Néstor Kirchner, recibió a los caciques Eben Ezer, Simón López y Donato Antolín y ordenó la re compra de parte de los ex lotes, que hoy son parte de la Reserva Nacional Pizarro.

Luego de salvarse la reserva, Maradona invitó al cacique López a su programa, y lo abrazó delante de millones de espectadores. Fue el puntapié inicial de la Ley Nacional de Bosques Nativos que rige hasta hoy en la Argentina.

¡Gracias Diego!