Situada en el partido de Tigre, la Cooperativa Creando Conciencia se dedica al cuidado ambiental y a la inserción laboral de recuperadores urbanos (ex cartoneros) con la recolección, clasificación y reciclaje de residuos. Su línea de mobiliario urbano, 100% producido con desechos postconsumo y producción a cargo de los propios recuperadores, se encuentran en más de 20 plazas de Tigre, Capital, espacios abiertos de Nortelta, puertos y hoteles como el Sheraton, en Retiro.

Ahora, la cooperativa presentó un set de útiles escolares que consta de una regla – compás, una escuadra, un transportador y una paleta de pinturas, ideado por el diseñador industrial Facundo Spataro, profesor en la carrera de Diseño Industrial (UBA) y Escuelas ORT.

Como su tamaño se reduce durante el proceso de reciclaje, se requieren grandes volúmenes para fabricar los útiles escolares, por lo que Creando Conciencia lanzó la campaña “Telgopor + útil” para invitar a la comunidad a acercar el telgopor que ya no se usa a la sede de la cooperativa, Sebastián Elcano 1262, Benavídez.

El proceso para convertir el telgopor o poliestireno en útiles escolares comienza con la recolección y separación del material, continúa con la extracción del aire, que achica el insumo en una proporción de 10 a 1, la molienda, extrudición y, por último, la inyección del material en matrices específicamente diseñadas.

Como el telgopor puede demorar “entre 100 y 1.000 años en reducirse a mínimas partículas“, su reutilización tiene dos importantes beneficios para el medioambiente: “Por un lado, permite usar lo que ya existe, evitando que contamine, y por otro, evita generar material nuevo“, destacaron.

Creando Conciencia nació en 2006 y cuenta actualmente con 47 socios, todos promotores ambientales certificados por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA).