Por Leandro Vesco / Fuente: Tomate Platense

Amas de casas, amantes de la gastronomía y cocineros se quejan de que los tomates que se consiguen si bien muchas veces tienen buen color, les falta algo esencial: el gusto a tomate. Es recurrente oír con melancolía la frase: “Antes el tomate tenía gusto a tomate” Pues bien, la gente de La Plata ha hallado la solución al promover la siembra y cosecha de esta histórica semilla que vuelve a generar tomates “como los de antes”, es decir, con sabor.

Esa recuperación la festejan el sábado 8 de febrero de 10 a 20 en la edición número 11 de la Fiesta del Tomate Platense, evento que reúne a los productores hortícolas que participan del proyecto de rescate y difusión de este cultivo típico del Cinturón Verde de La Plata. Durante el evento, los visitantes podrán comprar Tomate Platense directamente de los productores, y disfrutar de atracciones como la muestra viva para cosechar tomate, un almacén de campo, una feria de hortalizas, la obra de teatro “Dos tomates y dos destinos”, espectáculos en vivo y un patio de comidas, entre otras actividades.

El proyecto de rescate y difusión del Tomate Platense nació en 1999 para revalorizar a este cultivo: un equipo de docentes y estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de La Plata rastrearon sus semillas y vincularon a los productores que lo seguían cultivando para darles apoyo y difusión. Por su naturaleza, este cultivo representa una alternativa al modelo dominante: los productores generan su propia semilla, trabajan con agricultura de bajo impacto y bajo un modelo de agricultura familiar que genera un mayor compromiso con el cuidado de los campos.

El Tomate Platense es la variedad que más se cosechaba en el Cinturón Verde de La Plata hasta la década de 1980: los inmigrantes españoles, italianos y portugueses habían trabajado en mejorarla naturalmente y la misma fue famosa en todo el país por su gran adaptación a las condiciones ecológicas de la zona, su sabor intenso y una forma irregular achatada. Pero a fines de los ‘80 comenzó a ser desplazada por una variedad híbrida que había sido ‘mejorada’ para alargar la vida del fruto post-cosecha y lograr mayor firmeza, sacrificando en el medio al sabor.

A medida que el proyecto para el rescate y difusión del cultivo del Tomate Platense fue avanzando, durante las entrevistas y encuentros los productores recordaron haber cultivado otras verduras que se habían ido perdiendo en el tiempo. Estos descubrimientos hicieron que se ampliaran los objetivos del proyecto hacia el rescate de las hortalizas típicas de la región: las mismas fueron compiladas en el libro “Las hortalizas típicas del Cinturón Verde de La Plata”, que incluye la historia, la forma de cultivo, el ciclo y la forma de consumo de 14 verduras, así como qué poblaciones del Cinturón Verde todavía las cultivan. Este libro, así como las semillas, se encontraran presente durante la Fiesta.

Actualmente participan del grupo de Tomate Platense seis productores de distintas localidades del Cinturón Verde de La Plata: Aníbal Tonello, Susana Parrillo, Miguel Valdez, Isabel Palomo, Gabina Flores y Albina Sagredo, que estarán presentes para dar a conocer su forma de trabajo e intercambiar inquietudes, intereses y sugerencias. Es simbólico que la 10ª Fiesta del Tomate Platense tenga lugar en 2014, declarado Año Internacional de la Agricultura Familiar con el fin de reconocer a los pequeños productores familiares como un elemento clave para crear sistemas agrarios sustentables.

El evento está organizado por el grupo de productores de Tomate Platense, la Facultad Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad de La Plata, el Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, el INTA y la Municipalidad de La Plata. Además, acompañan al evento el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad social, el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Más información:

Sábado 8 de febrero de 2014

Horario: de 10 a 20.

Lugar: Estación experimental Julio Hirschhorn (calle 66 y 167, Los Hornos).

Entrada: Libre y gratuita.

No se suspende por lluvia.