En una nueva jugada política referida a los bosques nativos, el gobierno de Juan Schiaretti firmó un convenio con el gobernador de Misiones para reforestar 150.000 hectáreas de bosque para prevenir inundaciones. En simultáneo el gobierno cordobés pretende modificar la Ley de Bosques para habilitar el desmonte de casi un millón y medio de hectáreas para promover la industria maderera y la ganadería.

El acuerdo firmado por los gobernadores de Córdoba y Misiones habilita el uso de la biotecnología para reforestar y recuperar áreas desmontadas para prevenir inundaciones. Según difunde la Agencia Infogei se pudo saber que la acción apunta a regenerar áreas de bosque nativos dañadas por el desmonte y los incendios forestales. Misiones se hará cargo de la transferencia tecnológica sobre recuperación de especies vegetales.

Córdoba es una provincia que tiene serios problemas en cuanto al uso y al abuso del desmonte que ha ocasionado la pérdida de millones de hectáreas de bosque nativo. El gobierno de Juan Schiaretti se ha propuesto defender una polémica modificación a la ley de Bosques, que persigue dos objetivos: promover el desmonte y favorecer a privados. Federico Kopta, biólogo y presidente del Foro Ambiental Córdoba, en una entrevista que mantuvimos, lo explica de este modo: “Federación Agraria pretende una modificación de la ley de ordenamiento territorial N° 9814, en donde se determinan que las superficies protegidas son: 2 millones de hectáreas de rojo y 2 millones de amarillo, lo que Federación Agraria manifestó es que no deberían superar las 2 millones de hectáreas entre amarillo y rojo. De los dos millones de rojo, ellos consideran que no deberían haber más de 600.000 hectáreas, estamos hablando de una diferencia de 1.400.000 hectáreas menos de bosque protegido, si lo multiplicamos por lo que cuesta la hectárea estamos hablando de un negocio de 420 millones de dólares. Esto genera una revalorización de los campos en detrimento de sus servicios ambientales”

Biofábrica Misiones S.A. es la empresa que convenió con la provincia de Córdoba para reforestar estas 150.000 hectáreas. Entre sus servicios, se plantea la “asistencia técnica en la refuncionalización de viveros para la oferta de especies nativas y exóticas ambientadas

El gerente general de Biofrábica, José Cabral comentó a la prensa que “Córdoba avanzó con su frontera agrícola sobre los bosques naturales esto determinó la disminución de la retención de agua de los suelos y las consecuentes inundaciones que arrasaron con casas y puentes a fines del año pasado” Como sucedió con el modo en el que el gobierno cordobés decidió -sin éxito- modificar la Ley de Bosques, nuevamente presenta una propuesta ambiental sin consultar a las distintas organizaciones que estudian profundamente el tema.