Por Matilde Moyano

A partir del la observación de hongos xilofagos que crecen en la circunferencia de troncos de especies características del litoral, un proyecto de estudiantes avanzadas de la carrera de Diseño Industrial de la Facultad de Arte y Diseño de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM) desarrolló un ‘refugio suspendido’ cuyo fin es pernoctar en espacios verdes.

Patricia Alvarez y Nelly Humacata son las autoras de esta idea en busca de la oportunidad de descansar en conexión con el medio natural. El refugio suspendido tiene capacidad para una o dos personas y puede instalarse en árboles de más de 40 centímetross de diámetro.

El armado es similar al de una carpa convencional, pero en este caso se arma en altura, vinculando al árbol como punto estructural. Su material principal es lona Multicap y estructura metálica de perfil circular, las fajas de vinculación son cintas de amarres. Cuenta con dos bolsos de guardado, una para la lona y cintas y la otra para la estructura de perfilería.

Por ahora este proyecto se encuentra en instancia de maqueta, a la espera de una ejecución real a nivel prototipo.