T ° | ST °
Revista el Federal - Naturaleza - nota

Registran un yaguareté en el Parque Nacional Pilcomayo

Un ejemplar de yaguareté (panthera onca) fue captado por primera vez en territorio formoseño por las cámaras-trampa ubicadas en el Parque Nacional Río Pilcomayo.

Este emblema argentino es una especie protegida por su peligro de extinción, por ello encontrarlo en Formosa es una gran celebración como también una gran responsabilidad“, destacaron desde la cartera de Producción y Ambiente de esa provincia.

La ley provincial de Sistema de Áreas Protegidas declaró a esta especie “Monumento Natural Provincial“, y esa condición hace que el Estado acentúe el objetivo de protegerlos y crear una población autosustentable.

A lo largo del país se lo denomina de muchas formas: overo, pintado, tigre, uturunco, tiog, kiyoc, nahuel. Su nombre más difundido, yaguareté, significa en guaraní “verdadera fiera”. Su peso oscila entre los 50 y los 100 kilos, aunque algunos ejemplares superan los 130 kilos.

A su gran valor cultural se suma el ecológico: como depredador tope cumple un importantísimo rol en la comunidad que habita (se lo denomina “especie clave”). Debido a su gran necesidad territorial se asegura que si él está presente, también lo estarán especies con menores requerimientos (“especies paraguas”). Y además, por ser sensible a la perturbación humana, es una especie indicadora de la calidad del hábitat.

Según información de Parques Nacionales, el yaguareté es solitario y esquivo, y predominantemente nocturno. Es además un gran caminador que recorre alrededor de 10-15 km diarios.

A diferencia de otros gatos, es un buen nadador, y cruza ríos anchos y caudalosos como el Paraná, el Iguazú o el Bermejo. Además, cada individuo posee un diseño único de manchas que permite identificarlo, algo de gran utilidad para los investigadores.

Declarada en peligro de extinción desde 2001, en todo el territorio nacional quedan apenas más de 200 ejemplares de yaguareté, los cuales se encuentran amenazados por la pérdida de su hábitat (selva y bosque), producto de la deforestación, el avance de la frontera agropecuaria, la caza ilegal o la caza indiscriminada de animales más pequeños (sus presas), entre otros.