Luego de conseguir reproducir en condiciones de cautiverio a la Ranita de Valcheta, una especie endémica y en peligro de extinción que sólo se encuentra en un pequeño arroyo de la provincia de Río Negro, un grupo de investigadores del Museo de La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) logró la primera liberación exitosa de estos ejemplares.

“Se trata de un avance científico de enorme impacto, ya que estos pequeños anfibios tienen hoy el triste privilegio de ocupar los primeros puestos en la lista de especies en peligro de extinción”, resaltaron los investigadores que posibilitaron que el trabajo se realizara exitosamente.

La Ranita de Valcheta (Pleurodema somuncurense), es una especie de anfibio que habita únicamente en las nacientes del curso de agua del arroyo homónimo, cerca de la localidad de Chipauquil, en la Meseta rionegrina de Somuncura.

La supervivencia de esta especie está amenazada debido a la destrucción de su hábitat y la introducción de animales exóticos. Actualmente se encuentra entre las 8 especies catalogadas como “En Peligro” en la Lista Roja Nacional. Además es una de las 3 únicas especies con categoría de “Críticamente Amenazada” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN.

La liberación de ejemplares se realizó en el mes de marzo en Río Negro, en un pequeño tramo del arroyo Valcheta, el que precisamente da nombre a esta singular especie. Según indicaron los directores del proyecto, Jorge Williams y Federico Kacoliris, ambos investigadores del Museo, el evento se realizó “en un hábitat ya restaurado, donde tiempo atrás una población de esta especie se extinguió debido a las alteraciones en el ambiente”.

Este tramo del arroyo, ahora libre de amenazas, forma parte de un programa que intenta reintroducir próximamente a la Ranita del Valcheta en otras secciones del curso de agua, de donde también han ido desapareciendo. El objetivo final es poder asegurar la supervivencia de la especie a largo plazo y recuperar definitivamente el funcionamiento original del ecosistema.

El acto de esta primera liberación se hizo en marzo pasado junto a maestros y alumnos de la Escuela Hogar Nº 76 de Chipauquil, provincia de Río Negro. “Cada uno de los estudiantes apadrinó y puso nombre a cada Ranita antes de liberarla, y dado que cada animal posee una marca individual especial, el monitoreo a futuro permitirá informar a los chicos sobre el crecimiento y el estado de salud de cada ejemplar”, explicó el Kacoliris.

El programa de reintroducción de la Ranita del Valcheta es el primero de su tipo en el país y se llevó a cabo siguiendo estrictos protocolos encuadrados en una disciplina científica de reciente creación, conocida como Biología de la Reintroducción”, agregó Williams.

La información generada a partir de este programa será de gran utilidad para evaluar y promover la conservación de esta y otras especies de vertebrados a escalas nacional y posiblemente internacional.