Tres funcionarios del Ministerio de Ambiente de Jujuy renunciaron por estar involucrados en la tala de 90 árboles en el Parque Provincial Potrero de Yala, en la zona de la Reserva de Biosfera de las Yungas.

En conferencia de prensa, la Ministra de Ambiente de Jujuy, María Inés Zigarán, analizando informes y resultados de su propia investigación detalló que cinco personas que cumplían funciones en esa área fueron apartadas, y que estas actuaciones se entregarían a la fiscalía de Estado y a la Oficina Anticorrupción.

Los informes determinaron que se talaron 90 pinos, que son una especie exótica. Dichos árboles no fueron talados, sino extraídos de raíz, para su comercialización. Esta especie se halla en el Parque por una cuestión científica, para ver cómo se comparta en ese clima.

El ministerio realizó una investigación y comunicó que se hicieron sumarios correspondientes a los responsables involucrados en el hecho. Zigarán afirmó que por este hecho renunciaron el Secretario de Biodiversidad, Lucio Gimenez; El director de Áreas Protegidas, Alfredo Lozano y, la Directora de Recursos Genéticos Claudia Ancasi. Otros dos empladaos más quedaron cessantes.

“Lo que sucedió nos sirve para ratificar la desición de tener una Provincia Verde y las bases que sostienen este gobierno que tiene como uno de sus ejes el cumplimiento de la Ley” El valor de la madera de los árboles extraídos asciende a $150.000, la funcionaria ordenó que la madera sea usada para hacer mobiliario dentro del Parque Provincial.