La Dirección de Recursos Naturales de Corrientes rescató cuatro ejemplares de dos guacamayos rojos y dos azules de una vivienda en la localidad de Ituzaingó, cuyo dueño no pudo acreditar la procedencia ni exhibir documentos que demuestren la tenencia legal de los animales.

Los guacamayos rojos (ara chloropterus) y los azules (ara ararauna) son aves de la familia de los loros, naturales de América, que habitan el noreste de Argentina y forman parte de las especies en peligro de extinción por las cuales la organización Conservation Land Trust desarrolla en Corrientes un plan de reinserción a los Esteros del Iberá.

Los guacamayos fueron trasladados al Centro de Conservación Aguara y a la Estación Biológica San Cayetano, en cercanías de la capital.

El operativo de secuestro de los ejemplares se realizó tras denuncias anónimas provenientes de Ituzaingó. Se realizó un “trabajo de inteligencia y seguimiento” para dar con las aves que estaban dentro de jaulas en la vivienda ubicada en la intersección de las rutas Nacional 12 y provincial 120.