Se trata de los restos de un gliptodonte que fueron encontrados el pasado miércoles por vecinos, a la vera del Arroyo Alegre, en la localidad bonaerense de Spegazzini, en el partido de Ezeiza.

Una vez conocido el hallazgo, los especialistas Leopoldo y Esteban Soibelzon del Museo de La Plata (MLP) y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), junto con Facundo Iacona de la Agencia Nacional de Promoción Científica (Anpcyt) y el estudiante de geología Mariano González, fueron al lugar para tomar conocimiento de los restos.

Tras la evaluación de los especialistas para extraer los restos fósiles sin que sufrieran daños, se comenzó con los trabajos con la ayuda de excavadoras que brindó la Municipalidad de Ezeiza.

Lo primero que debimos hacer es desviar el cauce del arroyo unos metros, para trabajar en seco“, explicó Esteban Soibelzon.

Del animal se encontró la coraza y es probable que haya más fósiles de sus huesos dentro del bochón de este armadillo gigante extinto que pesó más de 1.000 kilos en vida, informaron desde la agencia de divulgación científica CTyS.