Personal de la Dirección de Fauna de Río Negro y de la Comisaría 34° rescataron una cría de guanaco de unos 4 meses de edad que estaba en poder de una familia del barrio Ceferino, Viedma, que accedió a entregarlo, con lo cual no se dio intervención al Poder Judicial.

Los vecinos explicaron que lo encontraron corriendo por el barrio y que lo agarraron “para que los perros no lo lastimen”. El guanaco fue trasladado a una veterinaria para determinar sus condiciones físicas, ya que al ser una cría requiere de cuidados especiales que llevarán su tiempo.

El guanaco, el herbívoro nativo más grande que habita Sudamérica, es una especie protegida en la provincia de Río Negro y forma parte del proyecto “Desarrollo del Circuito Socioproductivo de la Fibra de la Especie como Recurso Estratégico de la Economía Social en la Patagonia, por lo que tanto la caza furtiva de esta especie como la tenencia constituyen un delito.

La tenencia de animales silvestres en domicilios particulares se lo denomina “mascotismo” y a nivel mundial es considerada una de las principales amenazas que enfrentan muchas especies en peligro de extinción.