“He vivido un momento maravilloso y lo quiero compartir. Nos encontramos con alguien en problemas. Dios nos puso en el lugar y el momento justo para él“, expresó Hugo Martinez, uno de los 3 hombres que le salvó la vida al animal.

Hugo se encontraba trabajando junto a Walter, su compañero, cumpliendo con el traslado de mercadería que llevaban a bordo del camión. El tercer miembro de esta hazaña, Segundo Pignol, es un joven de Jacobacci quien hacía dedo para llegar hasta Comallo.

Ya una vez los tres a bordo, continuaron viaje hasta que algo les llamó la atención junto a la banquina, a unos kilómetros de Clemente Onelli. Era el caballo en el piso. En un primer momento les pareció que se trataba de un animal muerto, hasta que lo vieron mover una de sus patas.

Como relata el diario Río Negro, el caballo, de color gris y crines negras, yacía sobre su costado derecho, rodeado de su propio excremento y bajo el sol. Después supieron que esas condiciones eran indicio de que llevaba allí al menos unas 48 horas.

Así es como los compañeros y el viajero bajaron del camión para ayudar al caballo. La experiencia del paisano les sirvió para calmar al animal y ayudarlo a levantarse, mientras que una pinza que traían estos choferes en su vehículo cortó el alambre que lo oprimía.

“Fue un momento muy lindo, como se dio todo sin darnos cuenta. Después de la foto que nos sacamos juntos, nos abrazamos, fue muy gratificante“, expresó Hugo.