El ejemplar se encuentra ahora a resguardo en la Estación de Piscicultura de esa ciudad balnearia. El rescate tuvo lugar tras un llamado de un vecino al 103 que informó sobre la presencia de una tortuga en la zona del paraje Karamawi, por lo que rápidamente se montó un operativo para rescatarla.

“La tortuga marina que es una especie de la familia Cheloniidae que está en peligro de extinción y su explotación está protegida en casi todos los países del mundo. Se encontraba bastante débil, estresada y cubierta de algas, por lo que rápidamente fue trasladada a la Estación de Piscicultura”, indicó el director de Defensa Civil de Necochea, Augusto Fulton.

Una vez vez en la Estación, se acondicionó un piletón con agua entre 18 y 20 grados y se implementó un sistema para mantenerla hidratada y estabilizarla, acorde a la recomendación de los biólogos especialistas en estos animales marinos.

Cuando mejoren las condiciones del animal, será trasladado a otro lugar para continuar la recuperación, según lo acordado con el Gobierno bonaerense, la fundación Mundo Marino de San Clemente del Tuyú y el Aquarium de Mar del Plata.

“Creemos que se habrá desorientado y separado del resto del grupo de su especie que suelen recorren las aguas del océano Atlántico y apareció en estas costas“, expresó Fulton.