Resistencia, la Capital Nacional de las Esculturas, apuesta a ser reconocida como Patrimonio Escultórico de la Humanidad por la UNESCO, que evalúa otorgar esa distinción el año próximo, durante el desarrollo de la Bienal Internacional de las Esculturas, que se realizará en la capital chaqueña.

La capital chaqueña, que tiene casi 500.000 habitantes, cuenta con una intensa actividad cultural y artística y con varios museos y centros de exposiciones. Posee más de 600 obras de arte, entre esculturas y murales, esparcidas en el llamado “sendero de las esculturas”, un circuito de casi cuatro kilómetros dividido en tres tramos. Se destacan la Casa de las Culturas, el Museo de las Esculturas Urbanas del Mundo (MusEUM) y el “Fogón de los Arrieros”, un mítico centro cultural que fue el motor de las actividades artísticas y escultóricas a principios de los años 60, cuyo vicepresidente, el arquitecto Marcelo Gustin declaró al respecto que “tenemos grandes chances”.

La recientemente remodelada Casa de las Culturas alberga las tres salas del Museo de Bellas Artes René Brusau, los elencos estables de la Orquesta Filarmónica, del Ballet Contemporáneo y de los coros oficiales, los estudios de la Televisión Digital Abierta (TDA) y la radio provincial.

Es en el MuseEUM, emplazado en un predio de casi cinco hectáreas con cuidados espacios verdes y esculturas de los mejores artistas del mundo, en donde se realizará entre el 16 y el 23 de junio de 2016 la Bienal Internacional de las Esculturas, que tendrá sus expresiones musicales y de danza en el Domo del Centenario “Zito Segovia” que funciona en ese lugar. Las obras que se realicen en esta Bienal, como sucedió en las que se llevaron a cabo desde 1998, serán repartidas en las calles de la ciudad y pasarán a formar parte de su patrimonio cultural.

El central, por su parte, abarca casi en su totalidad a la plaza 25 de Mayo y se inicia en la Casa de las Culturas, otro de 1.700 metros de recorrido que nace en las primeras cuadras de la avenida Sarmiento y uno final de 1.600 metros que se inicia en la calle Brown al 500.

Las esculturas sumadas a una frondosa vegetación y a un estricto cuidado de la higiene urbana, transforman a las calles de Resistencia en un moderno museo a cielo abierto.

Fuente: Telam
Fotos: Marcelo Arias