Lola Mora fue una genia, arquetipo de la mujer creativa y productiva, fue más que la mejor escultora que tuvo nuestro país. Sus obras fueron elegidas por el pueblo, que las hizo propias. El gobierno de Jujuy va a restaurar seis esculturas de la artista que donó para la provincia en 1922.

Seis esculturas de Lola Mora que ella donara a Jujuy van a restaurarse. “Queremos que el año que viene se disponga de recursos del Congreso de la Nación para las seis esculturas porque estamos analizando la posibilidad de resguardarlas en un museo”, comentó a la prensa el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

La Libertad, el Progreso, la Justicia y la Paz, son los nombres de las esculturas que están en la Casa de Gobierno jujeña. Otra, llamada “El Trabajo” está en una plaza en el centro de la ciudad y “Los Leones” en otro espacio verde en el Barrio Ciudad de Nieva. El trabajo de restauración, si bien no ha comenzado, tuvo una primera etapa, las esculturas ya fueron sometidas a una limpieza para determinar los problemas que tienen cada una de las obras.

Se estima que la restauración de las obras demandará al mejor tres meses. En el año 2015 llegaron a Jujuy réplicas de las originales para que la población en el tiempo en el que se tarde en restaurar las obras puede seguir disfrutando del arte de Lola Mora, aunque desde el gobierno se analiza la devolución de las piezas por hallarles “muchas falencias”. Silvia Rey Campero, del área cultural de Jujuy, advirtió que las réplicas “tienen fisuras y las expresiones de algunas no son iguales a las originales”

Dolores Candelaria Mora Vega de Hernández, Lola Mora para la historia, nació el 17 de noviembre de 1886 y murió en 1936. Fue la escultora más importante que tuvo nuestro país, quien incursionó además en el urbanismo y las artes visuales. Se destacó en espacios vedados a las mujeres de su época. Su obra más conocida es la Fuente de las Nereidas, denominada popularmente como Fuente de Lola Mora, inaugurada en 1903 y actualmente en la costanera sur de la ciudad de Buenos Aires.

Lola Mora fue también una inventora. Tuvo una creatividad inmensa. Entre sus creaciones tiene un sistema de proyectar películas de cine sin pantalla utilizando una columna de vapor y un sistema de cinematografía color basándose en la iridiscencia de las emulsiones oleosas sobre el celuloide. Como urbanista, fue autora del Primer Proyecto de Subterráneo y Galería Subfluvial de Argentina, previsto para la ciudad de Buenos Aires y del trazado de calles de la ciudad de Jujuy.

Luego de la restauración se proyecta hacer en Jujuy un Museo para que las obras estén bajo techo. Esto se enmarcará en los eventos que se harán en todo el país al cumplirse un siglo del nacimiento de la genial escultora.