El objetivo del programa impulsado por los ministerios de Economía y de Planificación de Nación es fomentar la comercialización de electrodomésticos con menor consumo energético. Se estima que unas 8 millones de heladeras emiten tanto CO2 (dióxido de carbono) como 6,8 millones de automóviles, circulando 20.000 kilómetros por año.
 

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) se encargará de brindar la habilitación correspondiente de los centros de recepción y tratamiento de los electrodomésticos usados de la denominada línea blanca, de mayor consumo energético, que sean presentados como parte de pago de nuevos artefactos en el marco del programa nacional “Renovate”.

 
El titular del OPDS, Hugo Bilbao, explicó que “desde la Provincia respaldamos el desarrollo de este programa, que tiene un doble objetivo: por un lado fomenta la adquisición de electrodomésticos permitiendo a los consumidores la renovación de sus viejos aparatos y por otro, contribuye a disminuir el consumo energético, constituyendo un gran aporte al Medio Ambiente entendido en términos de sostenibilidad”.
El programa “Renovate” permite a los clientes valorizar sus electrodomésticos usados, tomándolos como parte de pago para la adquisición de artefactos nuevos. Los aparatos deben estar en uso y condiciones de funcionamiento. Los nuevos productos se pagan con el descuento respectivo y en cuotas.
En este esquema promocional nacional, las entidades adheridas que comercialicen estos bienes deberán garantizar el retiro del domicilio de
los consumidores de los bienes de recambio en funcionamiento, y su posterior traslado a los operadores de residuos de aparatos eléctricos o electrónicos para su descontaminación, desguace y destrucción.