La crecida en el río Pilcomayo no da tregua, ya son 8.500 los habitantes evacuados por la histórica crecida del río, gran parte de ellos son del municipio de Santa Rosa Victoria Este, en el noreste de Salta. Las intensas lluvias que se registran al sur de Bolivia provocan el aumento del caudal del río. La ruta provincial 54 ha debido cortarse por la presencia de agua en varios de sus tramos.

Las evacuados han sido desplazados a centros en Tartagal, Aguaray y General Mosconi. Muchas familias se fueron de sus viviendas por sus propios medios a casas de familiares, otras 1000 personas esperan ser evacuadas en las próximas horas. El problema central son los intensas lluvias que se presentan al sur de Bolivia, que no cesan.

“Villamontes, en el sur de Bolivia, que es una de nuestras estaciones que tomamos de referencia, se mantiene desde hace más de 24 horas en un nivel de más de cinco metros, y generalmente cuando llega a los tres metros nosotros entramos en alerta”, afirmó Norberto Ruiz de los Llanos, Secretario de Defensa Civil. Debido a las intensas lluvias se espera que el agua no drene fácilmente y que el río continúe creciendo. La principal prioridad es defender Santa Victoria Este, cabecera departamental, y la localidad más afectada por el ingreso de agua.

El nivel del Pilcomayo está en 7.26 metros y en ascenso. Se estima que de seguir con esta tendencia, habría que evacuar a por lo menos 15.000 personas. Por la incapacidad de ir por tierra, muchos de los evacuados son llevados por vía área.

“Todos los organismos están colaborando, se reforzó la cantidad de personal de salud afectado al operativo, muchos trabajan asistiendo a evacuados, otros con otras tareas, pero hay refuerzo de todo el personal y todos los recursos del gobierno de Salta para dar respuesta a toda la gente que está sufriendo esta crecida”, afirmó Ruiz de los Llanos. La situación es muy complicada en parajes como Gauchito Gil y La Miguelina, donde el agua se llevó puesta a la Ruta Provincial 54.

“No hay antecedentes” de una crecida así, afirma el funcionario provincial. El reconocido cantante de folclore, Jorge Rojas, suspendió sus shows y está ayudando en los centros de evacuación. “Los próximos días van a ser muy difíciles. En estos momentos estamos con el mayor nivel de agua, que va a demorar mucho en drenar, todo el territorio va a quedar enlodado, lo que nos va a perjudicar mucho para llegar a los lugares a los que por ahora llegamos en lancha”, explicó.

El artista preside la fundación Cultura Nativa, que trabaja en la zona de Santa Victoria Este, de donde es oriunda su familia, sostuvo que “vamos a tener que poner voluntarios a trabajar prácticamente a pie. A medida que recorremos el territorio estamos encontrando una gran cantidad de ganado muerto. En estos momentos la situación es de emergencia y crítica, y lo que va a venir va a ser muy difícil”, advirtió. El Paraje Marca Borrada, donde vive su padre, “está aislado”, la asistencia se hace a través de botes.

En los parajes La Merced, Monte Carmelo, La Curvita y otros aledaños, el escenario es dantesco, la gente ha perdido todo, sus casas están completamente cubiertas por el agua.