Fuente: InfogeI / Télam

Se declaró la emergencia en las localidades bonaerenses de Salto y Arrecifes, en el norte provincial, afectadas por el gran desborde del cauce del Río Salto y las consiguientes inundaciones y daños en viviendas y bienes de vecinos que provocaron que numerosas familias debieran ser evacuadas. Al momento ya son más de 11.500 los afectados por las inundaciones del noroeste bonaerense, además de haber provocado la muerte de tres personas.

La declaración se anunció con el objetivo de profundizar la asistencia en las zonas anegadas, lo cual permite reforzar los recursos humanos y materiales para afrontar esta crítica situación. En este marco, el secretario de seguridad de la Nación, Sergio Berni, se hizo presente en la zona acompañado por el piloto oriundo de Arrecifes, Marcos Di Palma, y el secretario de Desarrollo Social bonaerense, Daniel Aparicio, y otros colaboradores.

“Estamos acá porque sabemos del estado en el que se encuentra la localidad. El intendente nos comunicó y como corresponde nos hicimos presentes para dar respuesta a lo que se requiera para salir de este difícil momento”, expresó Berni en su paso por la ciudad de Salto.

Según informó el portal Salto Ciudad, la máxima autoridad a nivel seguridad encabezó una reunión en la que se encontraban diferentes líderes del peronismo local: el ex intendente Victorio Migliaro y el flamante ganador de la interna del Frente para la Victoria, Ricardo Alessandro, acompañando al Ejecutivo local.

“Este es un momento para estar juntos y pensar en Salto. Los intereses personales no tienen lugar en este contexto. Acá estamos junto al municipio para lo que necesiten”, comentó Alessandro. 

Otro de los que se encuentra muy comprometido con la causa y que se hizo eco de lo que está viviendo la región es Marcos Di Palma. “Salto y Arrecifes están en una situación crítica por lo que debemos trabajar todos juntos. Vine con Sergio y el ‘Negro’ Aparicio para dar respuesta a los requerimientos del intendente. Es algo lamentable pero esperamos salir muy pronto de todo esto”, expresó el piloto.”Tenemos inundado el 10% de la ciudad, toda la zona balnearia y sobre todo un barrio llamado Trocha de 25 manzanas que tiene el terraplén de las vías del ferrocarril que frenó el agua y produjo que las casas estén tapadas hasta el techo”, comentó el Intendente de Arrecifes.

Finalmente, Berni se encargó de llamar al servicio meteorológico nacional e informar que el frente de tormentas se ha corrido, lo que da un respiro a la ciudad para continuar los trabajos en las zonas afectadas. El Río Arrecifes tenía una marca histórica de 8.60 metros, en estos momentos es de 9.30, lo que nos muestra la magnitud de la situación. Ahora todos reconocen que lo peor es “el día después”, cuando las aguas bajen y queden al descubierto los daños y se sepa con certeza la magnitud de las pérdidas.