El grupo ecologista iRescue, y Amir Rossi, dueño de una compañía de autos salvaron a una langosta que tiene 110 años, pesa casi 7 kilos y este fin de semana se iba a convertir en el menu estelar del restaurant “Tin Fish” de Miami.

“Larry”, tal el nombre del crustáceo estaba hasta hace unas horas atrás en una pecera del restaurante Tin Fish de Miami, la longeva langosta, de mas de un siglo de vida, había desarrollado un peso extraordinario, por lo que Joe Melluso, propietario del comedor, había hecho una campaña en las redes sociales para anunciar que la matarían para comerla.

Fue así que miembros del grupo proteccionista animal iRescue se presentaron en el restaurant para reclamar por la liberación de la langosta. Pero Melluso, fiel a su tradición, poco le importo la edad de “Larry”, le puso precio: 300 dólares. iRescue se puso en campaña y varios empresarios de la zona, y fundamentalmente Amir Rossi, ofreció pagarle esa suma para llevarse a Larry, y de esta manera salvarla.

Melluso recibió sus 300 dólares y los salvadores de la langosta la llevaron con una toalla humedecida en sal al Maine State Aquarium, donde permanecerá hasta tanto le hagan estudios y se pueda determinar si la liberan o se quede en el aquario para su liberación pues entienden que una vez en el mar posiblemente sea nuevamente atrapada.