En el departamento de Calingasta, San Juan, un equipo de investigadores del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN, CONICET) y el Instituto Geológico del Sur (INGEOSUR, CONICET- UNS), junto a colegas de la Universidad de Nacional de San Juan (UNSJ) y de la Fundación Azara, hallaron en estado fosil varios ejemplares de lo que resultó ser una nueve especie de pez sudamericano que bautizaron como Sanjuanableps calingasta, que vivió entre hace 9 y 7 millones de años durante el Micoeno Tardío.

Los anablépidos –también conocidos como madrecitas de agua- son una familia de peces sudamericanos cuya evolución está aún por ser bien comprendida. Hasta ahora, los especímenes fósiles más antiguos que se conocen de este grupo provienen únicamente del oeste de la Argentina y están representados por tres especies muy distintas a las vivientes.

“El lugar de hallazgo constituye una ventana al pasado donde se preservaron hasta los más finos detalles de decenas de ejemplares de esta especie. El registro excepcional de estos especímenes permitió el reconocimiento de individuos masculinos y femeninos, adultos y juveniles”, afirma Federico Agnolín, investigador adjunto del CONICET en el MACN y uno de los autores del trabajo publicado en Journal of South American Earth Sciences.

Los investigadores creen que estos peces habitaron en lagos ubicados en grandes ambientes áridos de lo que hoy es el territorio argentino. Probablemente conformaban cardúmenes compuestos solo por individuos de esta especie, dado que hasta el momento no se registraron otras especies en los niveles fosilíferos donde fueron descubiertos.

“Tenían un claro dimorfismo sexual, donde los machos eran notablemente más pequeños que las hembras y contaban con la aleta anal conformando un órgano copulador muy evidente llamado gonopodio”, explica Victor Contreras, investigador de la UNSJ.

De acuerdo a Agnolín, este nuevo descubrimiento permite inferir que una radiación grande y aún poco conocida de madrecitas de agua existió en la región cuyana durante el Neógeno (período geológico perteneciente a la Era Cenozoica que se extiende desde hace unos 25 millones años hasta hace unos 2 millones de años).

Este aporte implica la posibilidad de tener un mayor conocimiento sobre la diversificación de los peces sudamericanos.