Los neumáticos están fabricados con material no biodegradable, por lo que permanecen como basura por muchos años, generando serios problemas ambientales, por lo que deben ser dispuestos de una forma responsable, segura y ambientalmente sostenible.

Además, a través de un convenio que se firmó con Geocycle se buscará reducir los focos de reproducción del mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya, y contribuir con el descacharrado que proponen las campañas contra esos vectores de enfermedad, al retirar los neumáticos abandonados.

La empresa organizará en conjunto con el municipio un evento denominado “Neumatón”, en el que se convocará a toda la comunidad de vecinos a acercar y recolectar neumáticos fuera de uso que se acopiarán para su posterior coprocesamiento. Una acción similar se llevó a cabo anteriormente en Jujuy.

El acuerdo implica la recolección, el acopio y el traslado de los NFU´s a la planta de Holcim ubicada en Capdeville, Mendoza, donde, hasta el momento, se han coprocesado más de 2.500 toneladas, equivalentes a 250.000 cubiertas de automóvil, informó la oficina de prensa de la firma.

“Estos acuerdos contribuyen a potenciar el involucramiento de los gobiernos y la sociedad en general para mejorar las condiciones medioambientales de las ciudades, mediante una gestión profesional de los residuos urbanos y la implementación de prácticas de economía circular para contribuir a las acciones contra el cambio climático y así lograr una mejor calidad de vida de todos los habitantes”, afirmó Mariano Bollo, gerente de la empresa.

Con esta acción, la compañía aporta a uno de sus objetivos globales de Desarrollo Sostenible para 2030, que es coprocesar 80 millones de toneladas de residuos a través de un método sustentable de gestionar los desechos.

La tecnología del coprocesamiento es parte de la economía circular, ya que recupera energía mediante el reciclaje y contribuye a la disminución de las emisiones de CO2.