San Luis puso en funcionamiento su primera Planta de Biogás que genera energía a partir del material orgánico de los residuos urbanos de los departamentos Chacabuco y Junín.

La Planta está compuesta por dos biodigestores en los cuales se va a producir la descomposición de residuos orgánicos que son los que previamente se clasifican en la planta de residuos “El Jote”. La descomposición da como producto un gas denominado biogás que genera la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de la Planta de Residuos Sólidos Urbanos que se encuentra en el predio.

Esta Planta es fundamental si se tiene en cuenta la crisis energética que existe a nivel mundial y nacional. Es un modo de adaptarnos frente al calentamiento global, esta obra permite que San Luis siga a la vanguardia en las políticas ambientales, finalizó Hissa.

La construcción de la primera Planta de Biogás de San Luis requirió de una inversión, por parte del Gobierno provincial, de $9.369.800 y la llevó adelante la empresa Desarrollo de Equipos Industriales SA (DEISA). La obra forma parte del Plan de Regionalización de Residuos Sólidos Urbanos que consiste en la construcción de plantas regionales de tratamiento y reciclado, garantizando así la salud de los puntanos a partir de un desarrollo sustentable.

Con la puesta en marcha de la Planta de Biogás se generará energía a través de los residuos sólidos urbanos (RSU) orgánicos, cumpliendo con el Tratado de Paz y el Plan Estratégico de Energía 2012-2025, que tiene como uno de sus objetivos invertir en el cambio de matriz energética a través de energías renovables.

La Planta consiste en dos biodigestores iguales, de 200 metros cúbicos y un sistema de generación de energía. Tiene una capacidad para procesar hasta tres toneladas de RSU orgánicos por día, lo que permitirá generar aproximadamente 300 m3 de biogás por día.

El biogás obtenido se utiliza en un grupo electrógeno de 100 kVA de potencia, destinado a satisfacer las necesidades de energía de la planta de residuos “El Jote”. Para comenzar con el funcionamiento del sistema, se realiza una carga inicial de 300 kilogramos de residuos orgánicos hasta alcanzar una cantidad de aproximadamente 700 kg, que es lo que actualmente se obtiene de la cinta de clasificación de la Planta.

El proceso de generación de biogás se inicia con la trituración de los residuos orgánicos que se mezclan con agua fresca y líquidos de descomposición que recircularán en el sistema. La mezcla obtenida es bombeada al interior de los biodigestores, provistos por agitadores, para conservar su homogeneidad. Posteriormente el material permanece 35 días en el interior de los biodigestores a temperatura controlada.

A medida que se produzca el biogás, como resultado de la descomposición de estos materiales orgánicos, se almacenará en gasómetros desde los cuales se bombeará hacia la alimentación del grupo electrógeno que generará la energía para el funcionamiento de la Planta.