A pesar del contexto de aislamiento, el Centro de Conservación de Vida Silvestre, ubicado en la Reserva Florofaunística, continúa rehabilitando a los animales rescatados del tráfico ilegal y mascotismo.

El jefe del Programa Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Darío Szklarek indicó que del total de animales recuperados, 379 son aves, de las cuales, hay dos águilas, y especies en peligro de extinción que corresponden a cardenal amarillo y rey del bosque.

Además Szklarek señaló que el resto de los animales corresponde a cuatro zorros, tres tortugas, y un lagarto. Todos los animales rescatados transitan el período de rehabilitación, y en lo posible su posterior liberación a su hábitat natural.

Una de las etapas de recuperación por la que pasan estos animales silvestres rescatados es el período de cuarentena, fundamental para evitar la transmisión de enfermedades a otros animales que ya transitan la rehabilitación.

Lamentablemente algunos animales no tienen la capacidad de rehabilitarse, como es el caso de los pumas, que durante los dos primeros años de vida viven con la madre, quien les enseña todo lo necesario para vivir en su hábitat. Esta especie, cuando es privada de su libertad o capturada por el hombre, pierde la capacidad de rehabilitarse y volver a vivir en la naturaleza. En estos casos, los pumas son hospedados en recintos adaptados, llamados pumeras, y reciben allí los cuidados necesarios.

La Secretaría de Medio Ambiente y Parques recuerda que si se tiene conocimiento de alguien que posee ejemplares en forma ilegal o trafica con ellos, se debe realizar la denuncia llamando a los teléfonos 0266 – 4452000 internos 3372 o 3298, o bien al 911 con la Policía Ambiental.