Bajo el lema ‘Huella Verde, Mis Raíces Puntanas’, una iniciativa del Programa Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción de San Luis propone establecer un vínculo simbólico entre los recién nacidos y el medioambiente. El Gobierno entrega un árbol por cada niño nacido en territorio puntano con el objetivo de que sea plantado en su casa y crezcan juntos. En caso de que la familia no pueda llevarse su ejemplar correspondiente, la cartera medioambiental lo planta en los ‘Parques de la Vida’ distribuidos en diferentes espacios de la provincia.

El objetivo de esta acción es vincular el nacimiento humano con el de la naturaleza y establecer vínculos con el medioambiente desde el mismo momento del inicio de la vida.

Actualmente, la tasa de natalidad de la provincia de San Luis varía entre 8.500 y 9.500 nacimientos registrados por año. De este total, la Maternidad Provincial “Dra. Teresita Baigorria” concentra entre el 30 y el 35%, por lo que el programa comenzó a implementarse allí, pero esta iniciativa abarcará todos los natalicios de la provincia.

Por su parte, un programa similar en la provincia de Chaco, ‘El árbol de la vida’ brinda a todos los flamantes padres la posibilidad de elegir una especie arbórea para plantar, con la idea de concientizar e involucrar al ciudadano en las acciones de recuperación de un ambiente saludable.